Canal RSS

Archivo de la categoría: El Legado de Pampa

El Legado de Pampa

Publicado en

Es imposible estar ajena a los últimos acontecimientos y al debate que se abrió sobre el protocolo de seguridad que se llevó a cabo en el zoológico Metropolitano de Santiago y que terminó con la vida de un hermoso ejemplar de Tigre Blanco bautizado como “Pampa”.

Primero que todo si hay que buscar culpables creo que indiscutiblemente es de los encargados en el manejo y alimentación de  la jaula de los tigres; me explico, como seres humanos solemos dejarnos llevar por los años de “carrete”, la rutina, el creer que como nunca ha pasado nada porque debería de pasar algo hoy, y quizá me la juego en pensar que un poco de esto tuvo que haber influido; según se ha publicado el cuidador que se encontraba a cargo de Pampa  es uno de los trabajadores más antiguos del Zoo. Por otro lado los felinos son cazadores innatos; Pampa era un hermoso ejemplar de tigre blanco que debía su coloración pálida a la presencia de dos genes recesivos, esta característica fenotípica ha aumentado el interés por zoológicos a nivel mundial de  incluirlos dentro de las especies en cautiverio, sin hablar de estos “espectáculos” de las Vegas (que bien puede ser tema para otro post) que los incluye en sus shows por su belleza e inusual coloración de la piel.

Pampa era solo un precioso ejemplar que seguía sus instintos, consiguió una salida del cautiverio una puerta abierta que le prometía la posibilidad de explorar nuevos lugares …Porque si de algo estoy segura es que estos animales por su gran tamaño requieren de mucho espacio y las jaulas del Zoológico Metropolitano de Santiago pese a las ampliaciones y cambios que se han hecho en el último tiempo siguen siendo insuficientes y quedando al debe, señores falta espacio; esto se traduce finalmente en animales obesos, estresados, aburridos y acostumbrados a ser alimentados siguiendo un horario y sin el placer o emoción que les da el cazar, como lo dicta su naturaleza; si bien es cierto hay formulas que se emplean en los zoológicos para hacer más divertida la  monotonía de la rutina el espacio reducido es un gran problema del que hay que hacerse cargo ya!

Existen protocolos de emergencia establecidos por el mismo zoológico para situaciones de peligro que involucren a los animales; cuando Pampa ataca al cuidador se pone en marcha uno de éstos, a grandes rasgos éstas consideran la aplicación de una dosis de tranquilizante la cual es efectiva cuando no está en riesgo inmediato la vida de nadie; (ni  personal,ni público) y el otro considera el  uso de un arma de fuego cuando la situación escapa de las manos, que fue lo que derivó en la muerte de Pampa. Cabe destacar que para poder cuestionar las razones que llevaron al personal del zoológico a optar por la opción del arma de fuego  deberíamos haber estado allí y conocer donde se encontraba el Tigre, el grado de daño que estaba efectuando en el cuidador, donde se tenía el arma con el sedante y donde el arma de fuego, en que sector se guardaban, etc. Pero conociendo ciertos antecedentes que se han hecho públicos como el hecho de la cercanía de la yugular en la zona primaria de ataque y el tiempo que hubiera llevado en hacer efecto el tranquilizante (por muy potente que este fuera) nos lleva a pensar que se tomó la decisión correcta.

El tema es delicado y lleva a un verdadero debate ético; creo que le debemos a “Pampa” una investigación exhaustiva de lo que allí aconteció y en esto apoyo a los Animalistas, creo que lo que aconteció en el Zoologico Metropolitano de Santiago es un llamado de atención urgente a no subestimar a estos hermosos animales que no tienen la culpa de dejarse llevar por sus instintos y si han de existir los zoológicos que se considere con urgencia nuevos espacios más amplios  que semejen el hábitat natural de éstos; en resumidas cuentas son los animales que tenemos en el zoológico quienes nos están enseñando, debemos aprender de ellos, un zoológico no debiera ser por ningún motivo sinónimo de cárcel  y en esto debemos aprender de países desarrollados; son hechos como éste donde se nos hace patente una vez más que nos falta mucho, pero los animales no deben pagar por nuestro errores, que la muerte de Pampa sirva para tomar cartas en el asunto y se haga algo en relación al tamaño de las jaulas , número de especies, y personal a cargo de éstos… Que la muerte de Pampa no haya sido en vano.

Anuncios